martes, 27 de mayo de 2014

No quiero que me olviden

Hace mucho tiempo, algo más de 10 años, mi abuela estaba limpiando su closet y ahí aparece un libro, así nada más me dice "Toma, tu mamá y tu tía lo habrán leído cuando eran jóvenes." Es un libro viejo, de tapa blanda y el lomo no iba a durar mucho, las páginas están amarillas, y mi tía escribió su nombre en grande en la primera página en blanco del libro. No tiene nada de especial, es viejo. No conocía nada de libros, ni escritores hasta el momento, pero no lo reconocía de ninguna forma, me imaginé que no era un libro conocido o famoso y no esperé nada especial de él; además yo no me dedicaba a la lectura, jamás había leído un libro antes por cuenta propia que no tuviera nada que ver con la escuela. Pero lo hice, lo leí, sin alejarme mucho de él de principio a fin. 

Y ahora puedo decir que gracias a él, me acerqué al mundo de los libros, si había más historias como aquella que resumían en su contraportada, valía la pena leer más. He aquí aquella primera contraportada.

No quiero que me olviden/Dominique Cacoub
No Quiero Que Me OlvidenEste es un documento auténtico: el diario de un adolescente con leucemia durante los tres años antes de su muerte tres años, de los catorce a los diecisiete años. Mientras la enfermedad progresa rápidamente, el valor de la niña, su voluntad se afirma. Para ella, su diario es "un medio de conservar la vida", escribió. Ella sería inmortal, genial, querida, su diario es el confidente de sus sueños imposibles. Con absoluta franqueza, ella le confía sus pequeños acontecimientos de la vida cotidiana, sus preocupaciones, sus emociones.
En contrapunto se publicaron extractos del diario de su madre, quien lucha con uñas y dientes contra la muerte para ahorrar tiempo y hacer todo lo posible para que al menos la chica no conozca el nombre de su terrible mal .

Reseña

Recuerdo con mucha nostalgia este libro. Es el primer libro que leí cuando tenía doce años y que bueno poder hacer una reseña sobre él.

El libro es la recopilación de los diarios de Dominique y su madre, ambos nos cuentan cómo crece Dominique enferma de leucemia hasta sus últimos días. Es conmovedor y entrañable ver cómo una chica que se preocupa en coqueteos, escribir y actuar; vive con ésta enfermedad, ignorando su destino.

Dominique es vida, alegría, belleza y atención, una estrella. Y detrás de ella su madre, devota, constante y siempre cerca. Hay tanto amor en éste tributo que hizo su madre, hay amor en cada página que ojala muchas más personas pudieran leer este libro. Es un testimonio, como pueden haber muchos otros, pero que no se debe dejar a un lado hasta terminar.

Ojala algún día vuelva a encontrar éste libro en algún lugar. Desafortunadamente el que tuve, por sus años y lo sencillo que era terminó deshaciéndose, literalmente. No sé de muchas personas que hayan leído éste libro por este lado del mundo, en Francia es más conocido; así que espero mucho que alguien más lo encuentre y se anime a leerlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario